La huerta

Para cultivar nuestra huerta usamos un  sistema de bancales delimitados por unos listones de madera que, además de ordenar el huerto dejando pasillos muy cómodos, permite disponer los plantones más cerquita unos de otros. Esto se debe a que al existir mayor profundidad de tierra fértil, las raíces crecen hacia abajo en lugar de hacia los lados, permitiéndonos aprovechar mejor el espacio. 

En nuestra huerta no necesitamos echar insecticidas. Si te fijas bien en la cantidad y tipos de insectos que existen alrededor, comprobarás que si alguno de ellos supone una amenaza para tus plantas, hay otros tantos que se ocupan de mantenerlo a raya. De momento a nosotros nos funciona, no echamos más que agua, abono natural (compost casero y abono de nuestros animales) y tenemos unas cosechas estupendas y riquísimas. De todas formas, si el pulgón se hace fuerte, siempre puedes usar una infusión de ajos para que al rociar la planta los pulgones caigan a plomo.




Hemos dejado uno de estos bancales libre de cultivos para enseñaros a trabajar el huerto con todas las herramientas. Los mayores podrán aprender a cultivar en su jardín, terraza o balcón y, los más pequeños lo pasarán genial trabajando la tierra con unos mini aperos y asimilando de donde vienen las verduritas que comemos en casa cada día.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.