26 de marzo de 2015

Primavera en la granja

Estamos a finales de marzo y, ¡al fin podemos ponernos manos a la obra en la granjita!. Durante el invierno, la granjita se tiñe de blanco y, con la llegada de la primavera (que en Soria es muy discreta) empezamos a sembrar los bonitos colores que nos traerá el verano: el rojo vivo de los tomates, el morado de las berenjenas, todas las gamas de verde que lucen el huerto y el jardín...pero, paso a paso. Lo primero es trabajar la tierra, cavando y abonando con estiércol de los animales y compost casero.



La primavera es eclosión de vida y nuestros animalillos empiezan a “alborotarse” y es que ya sabemos que la primavera la sangre altera. Una de nuestras gallinas, una combatiente española, se ha sentado a incubar unos huevos que, tras 21 días, nos darán unos simpáticos pollitos a los que podréis conocer en vuestra próxima visita.




El macho cabrío de un amigo también se ha encargado de rondar a nuestras cabritas y ¿quién sabe? quizá este verano tengamos algunas cabritas enanas más. Sería estupendo porque, además de tener cabritas enanas lindísimas, podríamos ordeñar a la madre y hacer sabroso queso de cabra.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.